Mi futuro es el diseño gráfico

El día de ayer, mientras veía un documental sobre el diseño de estructuras de acero en Discovery Channel, decidí que esa era la carrera que quería estudiar. No arquitectura o diseño de acero, sino el diseño en el general, el diseño gráfico.

Había estado dándole vueltas a la carrera por mucho tiempo y no sabía cuál aplicar, estaba entre comunicación y periodismo, diseño gráfico o artes gráficas, pero al final me decidí por el diseño gráfico ya que siempre ha sido alto que se me ha dado de forma natural.

Mientras estaba en la preparatoria mis compañeros de clase me pedían a cada momento el diseño de páginas web de sus blogs personales, como en este momento el ser Youtuber está de moda, ellos me pedían el diseño de su nombre, de su marca y de su logo. No soy un experto, pero viendo tutoriales en internet, cursos en línea y talleres a los que me inscribí en la escuela, aprendí poco a poco cómo crear una página web en WordPress, hacer el diseño de los banners, de los layouts y de los fondos. Al principio lo hacía gratis para mis amigos, pero ellos me animaron a cobrar un mínimo por mi trabajo. Así que mientras estuve estudiando, podía solventar algunos gustos y pagar talleres con el dinero que ganaba al hacer sitios web y los gráficos necesarios para embellecerlo.

Aprendí la elaboración de los mood boards, que son un tipo collage con imágenes inspiradoras y llamativas, comencé a realizar las llamativas imágenes con texto, donde mi novia me ayudaba con eso, ya que a ella le encanta la poesía y colaborábamos juntos. Comencé a hacer imágenes para redes sociales, cabeceras y fotos de perfil; posters, flayers, tarjetas de presentación, posts para Facebook y corrección de fotografías para Instagram o Pinterest.

Después comencé a enfocarme en el mundo de la ilustración. En la escuela me inscribí a un taller de dibujo y como no dibujaba tan mal, tomé algunos cursos para poder llevar esos bocetos a la computadora y poderlos pintar. Aprendí a escanearlos , a retocarlos en Photoshop y sobre todo a colorear esos dibujos, a ponerles luz y sombras y realzar el sentimiento del dibujo.

Esto me ayudó mucho para las redes sociales y para seguir vendiendo mi trabajo, ya que mis compañeros me pedían algún dibujo o ilustración para sustentar sus escritos o sus videos, incluso conocí a un compañero que quería ser animador, por lo que juntos comenzamos a dibujar y animar nuestras historias, y con mi novia escribiendo el guión, parecía que todo estaba tomando forma.

Pero las tareas y la salida de la preparatoria nos frenaron un poco, exámenes finales y de admisión a la universidad nos ocupó todo el tiempo. Mi novia y yo nos separamos y este nuevo amigo se había ido a vivir a otro estado. Pero no me he rendido, quiero estudiar la carrera para poder continuar con estos proyectos que me apasionan, porque si pude empezar desde cero, imaginen cuando ya tengo todo el conocimiento.

admin